Cortefiel: tu tienda preferida cerrada por reforma

Hace unos días recibí un e-mail de Cortefiel avisando que la tienda localizada en la calle Goya está cerrada por reforma.

Tienda Cortefiel de la calle Goya cerrada por reforma.

Tienda Cortefiel de la calle Goya cerrada por reforma.

Ya había visto en la tienda un cartel informando sobre el próximo cierre pero me gustó recibir el e-mail. Como tengo la tarjeta de la tienda, Cortefiel conoce mis datos y sabe que suelo comprar en esta tienda en concreto. No está mal usar estos datos para proporcionarme una información de utilidad. No vaya a ser que me acerque a la tienda y la encuentre cerrada.

Y si puedo pedir algo… 🙂 Ya que están, podrían poner un ascensor a la planta superior donde se encuentra (¿Encontraba?) la colección masculina. Es muy molesto subir por las escaleras si uno lleva un carrito de bebé. Sería bueno para facilitar el acceso a los discapacitados también.

Anuncios

Probando la atención al cliente de Gartner

Vengo consultando varias fuentes de datos relacionadas a tecnología últimamente. La página de Gartner es toda una referencia. No estoy suscrita a su servicio de información pero hay mucho contenido interesante al que se puede acceder de forma gratuita.

Estaba leyendo sobre “Big Data” (http://www.gartner.com/technology/topics/big-data.jsp#) cuando encontré un fallo en el texto. El mismo párrafo repetido en dos títulos.

Página antes de la corrección.

Página antes de la corrección.

Entonces vino la pregunta: ¿Me olvido y que se quede así? ¿Les digo algo? Uy… venga, les digo algo. Vamos a ver cómo funciona el servicio a los lectores.

Lo primero fue encontrar cómo comunicarme con la empresa. En las páginas web en general hay un enlace al final para indicar las formas de contacto, un tipo de estándar en el diseño web. Sí, allí estaba. Muy bien.

Tienen varias formas de contacto para cada tipo de usuario. Esto me parece bastante interesante para que la persona que te atienda sea la adecuada y sepa cómo tratar los temas que se puedan plantear. De las opciones disponibles, me parecía que la más adecuada era “Technical Support”. Se podría llamar por teléfono pero elegí la opción “Use this form” y ponerme en contacto a través de la misma página.

Había que rellenar algunos datos. Bueno. Yo ya los había dado antes para tener una cuenta con la que descargar el contenido gratuito por lo que repetirlos no me suponía un gran problema. Nos dan una opción para contestarnos por e-mail o teléfono. Me parece una buena idea. Para un caso como este, prefiero leer y contestar un e-mail en los ratos libres y no recibir una llamada que quizás no pueda atender en el momento.

Les escribí dando información sobre la página que estaba leyendo y que parecía ver los párrafos repetidos. Les pregunté si había sido un error por “copiar y pegar” o si el texto era correcto. Bueno, ya está. A ver qué pasa.

Esto fue el viernes 12 de junio. El miércoles 24 de junio (7 días laborables después), recibí un e-mail dándome las gracias por señalarles la diferencia. Comentaban que de hecho había sido un error que fue corregido. Me agradecieron también por dedicar mi tiempo para compartir mi hallazgo.

Página después de la corrección

Página después de la corrección

¡Qué bien! ¡Estas cosas funcionan! No se podría esperar menos de una empresa que se dedica a la tecnología pero aun así, me he quedado bastante contenta.