Pisamonas. (Otra) excelente experiencia.

Me gusta mucho la tienda online Pisamonas que vende zapatos y complementos para niños (y algo también para mayores). Ya hablé de ella en esta entrada. Tiene buen surtido de productos, buenos precios, envíos gratis y ofrece cambios de talla también gratis, lo que da más seguridad en el momento de comprar zapatos que pueden quedar grandes o pequeños dependiendo del modelo. Recogen el zapato que quieres devolver cuando entregan el nuevo. Todo facilidades. 🙂

Pues hace poco quise comprar unos calcetines para mi hija. Después de buscar en internet, encontré que Pisamonas tenía el mejor precio considerando que no se cobraba el envío. Resolví encargarlos allí.

Seguí el proceso de compra normal pero incluyendo una dirección de entrega nueva, ya que ahora vivimos en Málaga. Elegí esta nueva dirección en el pedido y recuerdo que los tipos/precios de envío cambiaban porque ya no estábamos en Madrid. Después de terminar el pedido, recibí el típico correo de confirmación pero no le presté demasiada atención.

Unos días después, el portero de nuestra casa de Madrid me avisó de que había llegado un paquete. Me sorprendí y luego pensé que lo único que había comprado últimamente eran los calcetines. Revisé el correo de confirmación del pedido y allí aparecía la dirección de Madrid.  😮  Sin embargo, en el medio de la dirección aparecía la palabra “Málaga” por lo que creí que habría habido algún error.

Decidí hablar con la tienda para ver qué podríamos hacer. La primera buena sorpresa es que tenían un servicio de chat disponible. Pude hablar directamente con una persona de atención al cliente. Le expliqué lo que había pasado y le di el número del pedido. Le pregunté si podría devolver el paquete de alguna forma ya que no iba a poder recogerlo.

Después de unos pocos minutos, la persona que me atendió (creo que se llamaba Eva) me dijo que podríamos hacer la devolución del pedido anterior y que luego yo podría hacer un pedido nuevo a la dirección correcta. Eva creó la solicitud de devolución – podría haberlo hecho yo, pero claramente me ahorró tiempo. Un mensajero pasaría por mi dirección de Madrid para recoger el paquete, sin gasto ninguno para mí. Luego hice otro pedido que llegó correctamente a mi dirección de Málaga. Recibí el abono de la devolución en mi cuenta aún antes de que acusaran el recibimiento del paquete devuelto en sus almacenes.

No sé realmente qué pasó con el primer pedido: si fue un error mío o del sistema. Sin embargo, Pisamonas solucionó el problema de forma rápida sin cuestionar de quién había sido la culpa. Mi satisfacción con la tienda ha crecido. Aquí tienen un cliente que siempre va a pensar en ellos cuando necesite zapatos y complementos y que además va a recomendarles a todas las mamás que conoce.

Muchas gracias Pisamonas. ¡Bien hecho! 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s