Promociones, sólo lo que me interesa

Hoy estoy revisando (y limpiando) mi bandeja de entrada. Me suscribo a muchas (quizás demasiadas) comunicaciones y tengo muchas tarjetas de fidelidad pero he podido acceder a ofertas especiales varias veces, lo que creo que compensa este trabajo de limpieza diario.

Lo único que me molesta es recibir información que no me interesa. Hoy he revisado dos casos donde cambié mis preferencias para dejar de recibir emails sobre algunos temas.

Sigue leyendo

Próxima a ti. Oferta caducada. 

Hace dos días recibí un e-mail con una oferta de Próxima a ti, un portal de Procter & Gamble. Tiene información práctica variada, ofertas y cupones para la compra de productos de su marca.

Esta oferta anunciaba que podíamos pedir una muestra de una crema Olay.

Mensaje ofertando una muestra de crema

Olay me parece una marca simpática e interesante. Resolví pedir una muestra. Al seguir el enlace en el mensaje, no encontré la oferta de la muestra pero la página inicial de Próxima a ti. Al buscar un poco en la página, encontré este mensaje:

20151119 Olay promocion caducada

Oferta caducada 😦

Fue un poco decepcionante. ¿Porque envían un mensaje si la oferta ya está caducada? ¿Será un error informático?

Hoy mientras escribía esta entrada pinché en el enlace para comprobar a donde llevaba y me ha abierto otra cosa. Me ha direccionado a la página específica de Olay donde ya se informa que las muestras están agotadas. Esta información está mejor que la que recibí anteriormente.

Información de Olay en Próxima a ti

Qué habrá pasado? Podrán cambiar la página destino después de lanzar el e-mail? Yo creo que sí porque parece que el enlace te lleva a un destino intermedio antes de llegar a la página final. Si fue así, sería una corrección rápida pero insuficiente si el usuario utilizó el enlace solo una vez – como lo hubiera hecho yo si no estuviera escribiendo sobre esta experiencia en el blog.

El jueves escribí un e-mail a la dirección de contacto de Próxima a ti relatando el problema de disponibilidad de la oferta. Puede que me contesten. A ver…

Configurando la frecuencia de e-mails promocionales: Privalia

Seguí dándome de baja de e-mails promocionales y ahora elegí Privalia. Para el que no la conozca, es una empresa que ofrece ventas temporales donde los productos tienen bastantes descuentos. Algo tipo un “outlet”. Existen varias empresas de este tipo como Amazon BuyVip o Vente-Privee. Mi impresión es que al principio habían más descuentos de verdad y ahora hay muchos precios normalitos disfrazados de grandes ofertas, pero bueno… esto es tema para otra entrada en el blog.

En el e-mail de Privalia también hay enlaces a su página donde uno se puede dar de baja de las comunicaciones. En este caso decidí elegir no darme de baja de todo, sino recibir un e-mail semanal.

Opciones de comunicación con Privalia.

Opciones de comunicación con Privalia.

Hice esta configuración el día 15 de julio pero seguí recibiendo e-mails diarios y algún día más de un e-mail. Entonces, después de 10 días, decidí comunicarme de nuevo con la empresa para ver qué podíamos hacer.

Si estás registrado y accedes a la Ayuda “F.A.Q” hay una buena lista de temas donde explican como solucionar tus dudas y problemas. Si no encuentras una respuesta, puedes contactarte con la empresa. Y esto hice.

Primer contacto con Privalia

Primer contacto con Privalia

Rápidamente recibí un mensaje confirmando la recepción de mi comunicación, diciendo que me contestarían en menos de 24 horas e informándome un código por si tenía que referirme a esta comunicación en el futuro. De hecho, el día siguiente recibí un e-mail con la instrucción:

Haz clic [aquí] y elige si deseas recibir información diaria o semanalmente sobre nuestras nuevas campañas en escaparate.

Pero este enlace me dirigía a la misma página que ya había usado para solicitar los e-mails semanales. No solucionaba el problema. Este e-mail también facilitaba una forma muy ágil de contestar a la información recibida.

¿Quieres contactar de nuevo en relación a tu consulta? Haz clic [aquí]

Seguí intentando saber cómo solucionar el problema y escribí otro mensaje el día 27 de julio.

Segundo contacto con Privalia

Segundo contacto con Privalia

Recibí la contestación de que habían transmitido la consulta al departamento correspondiente y que contactarían conmigo en un máximo de 2 días hábiles. El día 28 de julio recibí otro e-mail diciendo que ya habían solucionado el problema – tres días después de iniciar el contacto.

El 24 de julio fue el último día en que recibí comunicaciones promocionales. El siguiente recibido fue este lunes 3 de agosto: justo la comunicación semanal.

Conclusiones? No entiendo por qué la configuración del e-mail semanal no funcionó la primera vez – si alguien ha conseguido que funcione, por favor, ¡Dejarme un comentario! 🙂 Pero la comunicación con la empresa fue muy fácil y rápida. Me gustó especialmente el poder contestar rápidamente a una solicitud de información ya iniciada. Muy bien!

Configurando la frecuencia de e-mails promocionales: GAP, L’Occitane

Compro bastante en internet. Me inscribo en todas las comunicaciones o e-mails promocionales porque muchas veces no son sólo anuncios sino que facilitan descuentos especiales, periodos “VIP” para comprar antes en rebajas, etc. Sin embargo, últimamente siento que estoy gastando demasiado tiempo sólo en borrar e-mails. Antes los abría todos pero ahora no tengo (o “no quiero dedicar”…) tanto tiempo a esto. He decidido borrarme de algunas listas de distribución y aprovechar para ver cómo funciona el “dar de baja”.

Primera baja: GAP Outlet. Esta comunicación me empezó a llegar cuando me di de alta en el site de GAP pero no me valen para nada. GAP Outlet son tiendas físicas que no existen en Madrid, sólo en el Reino Unido si no me equivoco.

Muy fácil. Hay un enlace “Unsubscribe” en el final del e-mail que te direciona a su página. Incluyes tu e-mail, le das al botón “submit” y ya está. Desde que pedí que me removieran de su lista, no recibí ningún e-mail.

Página GAP para darse de baja a la

Página GAP para darse de baja a la “newsletter”.

Segunda baja: L’Occitane. En el e-mail también había un enlace para cancelar la suscripción pero en la correspondiente página habían más opciones para sólo disminuir la frecuencia y recibir comunicaciones especializadas.

Opciones de comunicación en la página de L'Occitane.

Opciones de comunicación en la página de L’Occitane.

He elegido recibir algunas ofertas personalizadas y nada de SMS. Después de este día, no recibí ningún e-mail más de L’Occitane. A ver que pasa en el futuro.

Tercera baja: Privalia. Aquí me costó un poco más. Será tema para otra entrada en el blog.